El propósito de Arthur Fleck: descenso al inframundo y surgimiento del Joker

Share on Pinterest

¿Qué te pareció el Joker?

Yo creo que es una película brillante, de lo mejor que nos dejó 2019, una obra de arte absoluta que está llamada a llevarse todos los premios. Debo decir que, al principio, me pareció una llamado directo a la protesta (ni siquiera a la protesta, a la revuelta) contra la indiferencia y el desprecio que la “élite” ejerce contra los más desfavorecidos de la sociedad.

Vista así, muchos se animan a vincular el estreno mundial de la película con el comienzo de las protestas en Chile y otros países de la región. El hecho, es que con esta película me enganché. No sé si tú eres así, pero cuando doy con un libro, una canción o película que me gusta de verdad, no paro de verla hasta que me aprendo el guión…

Ya sabes, la pasión del 6 y su espíritu artístico.

Escrito por Amaury González

El guión me pareció una genialidad, también sus elaborados planos, magnífica fotografía, el tono vintage que tiene y, por supuesto, la música. La escena del Joker bajando las escaleras mientras baila con la canción de Gary Glitter al fondo, sin dudas pasará a ocupar un lugar destacado en la historia del cine contemporáneo.

Incluso he practicado algunos pasos, ¿tú no? Pero, un momento, ¿Tanto me identifico con el personaje?

No sé qué es lo que me gusta más, pero si he de escoger un elemento me quedo con la banda sonora. Aparte de la canción Rock and Roll Part 2, que tiene ese aire patotero-apocalíptico de música que suena en los bajos fondos de la ciudad, creo que no pudieron elegir una mejor pieza para ambientar el inicio del caos en Ciudad Gótica que White Room de Cream, donde Eric Clapton se hizo “God.”

La música estuvo perfecta, incluyendo la pieza de Sinatra y las melodías de la chelista Hildur Guðnadóttirm. Estas, sin dudas incrementan el delirio y tensión que tiene la película.

Se trata de una película con un protagonista que despierta una “peligrosa empatía” en nosotros: el personaje de Arthur Fleck. En todo caso, lo que me pareció llamativo de este Joker es que no es el típico personaje sacado de un cómic para ponerlo en un film de ficción.

Este Joker es inquietantemente realista, como si fuera el falso documental sobre la vida de quien después se convertiría en el príncipe del crimen de Ciudad Gótica, o como si un día hubieran sacado a Heath Ledger de El Caballero de la Noche y lo hubieran puesto a vivir en una zona marginal de Nueva York.

Reflexionando sobre esa empatía, llegó un momento en que me pregunté por el propósito del personaje que después se convierte (o lo empujan) a convertirse en un criminal.

¿Cuál era el propósito de la vida de Arthur Fleck?

El propósito de Arthur Fleck

Esta película se ha vuelto la comidilla de los psicólogos, dado que es un film psicológicamente duro; pero sin dudas también resulta interesante desde la visión de la Numerología, del campo del desarrollo personal y, en particular, cuando hablamos del propósito de la vida.

Según entendemos desde las primeras secuencias, y tal como le dijo siempre su mamá (que lo llama “happy”), Arthur había sido puesto allí para difundir alegría y risas. De hecho, llevar alegría a los demás, hacerlos sentir bien, es un propósito bastante noble. Pero en Arthur, la idea de ser comediante parecía ser más bien un “deseo prestado”, una programación colocada allí por alguien más.

Los payasos siempre me han parecido grotescos, nunca graciosos. De hecho, cuando era pequeño (más pequeño que Bruce en Joker) me generaban terror. Y si me reía era de miedo o era una risa de llanto desesperado.

Y cuando vemos a Arthur conversando con la trabajadora social, este le dice que “quiere más medicamentos para no sentirse tan mal”. En otra escena, le dice: “Todo lo que tengo son pensamientos negativos.” Claro, todo esto hace que te preguntes si alguien tan trastornado puede llevar risas y felicidad a los demás.

Pero, entonces, ¿cuál era el propósito de Arthur Fleck? Acaso era convertirse en el espejo de una sociedad insensible y despiadada? Alguien diría que sí, pero yo te diría que a Arthur, tal como está planteado su proceso de vida en la película, no le quedó otra opción sino convertirse en su peor versión.

Joker bailando en las escaleras. Imagen tomada del blog de Roger Ebert.

Propósito de vida de Joker: la víctima y el victimario

Desde el inicio, Arthur no hace sino sufrir agresiones y humillaciones. Con todo y sus resentimientos y trastornos neurológicos, es un tipo que quiere portarse bien. Tiene un trabajo como payaso y hasta tiene planes para iniciarse como comediante en clubes nocturnos.

Arthur cuida de su madre, con quien vive, va a su trabajo, acude al psicólogo, toma sus medicamentos y trata de hacer el bien (llevar alegría y risas). Pero, a cambio, la sociedad lo agrede o se burla de él cada vez que puede, le quita el trabajo, la medicación y hasta le recuerda en el peor momento que es adoptado.

En un punto climax de la película, Arthur confiesa: “No he sido feliz un minuto en toda mi puta vida.”

Toda la irracionalidad, todo el resentimiento, los recuerdos reprimidos, la ira, el dolor y los pensamientos negativos se unen en un cóctel molotov: emerge el Joker.

¿Es este el momento en que Arthur descubre su propósito?

¿Qué números dan forma a la personalidad de Arthur?

¿Ha sido la vida de Arthur un des-propósito?

El propósito de Arthur Fleck: ¿dar rienda suelta a su caos interno?

Aparentemente, el propósito de Arthur Fleck tenía que ver con “llevar alegría y risas” a los demás, pero evidentemente algo no cuadraba en su historia.

Arthur había soportado abusos y maltratos desde que era un niño. Como suele ocurrir, sus mecanismos de defensa habían relegado estos recuerdos a los rincones más oscuros de su subconsciente.

Su vida se había convertido en una bomba de tiempo, y vivir en una sociedad que “trata como basura” a las personas solitarias y enfermas mentales es todo lo que se necesita para hacerla estallar, cuando en tu vida interna reina la crisis.

Cuánticamente, Arthur lo que hizo fue manifestar el caos que llevaba décadas agitándose en su interior en un conjunto de sincronicidades desafortunadas. Ahora, para entrar en el tema que nos ocupa, la pregunta es: ¿era este el propósito de vida de Arthur Fleck?

Estamos ante lo que comúnmente podemos llamar una “víctima de las circunstancias”, una persona que ha sufrido desde su temprana infancia y que como adulto se encuentra con un mundo que lo sigue maltratando.

Y dadas sus circunstancias particulares, suponiendo que su propósito tuviera que ver con “llevar alegría y risas” a los demás, este va quedando irremediablemente sepultado, perdido, olvidado.

Cuando discute en el baño del cine con Thomas Wayne, pensando que este es su padre, aún tiene la esperanza de encontrar un nuevo sentido a su vida, de recibir un trato amable de alguien cercano; pero lo que recibe es una dura revelación y un golpe en la nariz.

Tomas Wayne queda como posible padre de Arthur Fleck y otro factor que desencadena al Joker. Imagen: IGN Nordic

Como me escribió una miembro de la tribu, todos nos identificamos con Arthur cuando este al fin “reacciona” y les da su merecido a los tres jóvenes abusadores en el tren subterráneo.

Ahora, lo interesante es ver cuáles serían los números con los que vibra alguien como Arthur Fleck. Al final, todo tiene que ver con los números. Y es que, ¿acaso esperabas menos de mí? 🙂

Una persona así puede tener una idea de su propósito, pero la trabajadora social no es capaz de ayudarlo a encontrar algo más que no sean sus medicamentos. En esa época ya había psiquiatras, pero estimamos que Arthur no podía costearse uno.

El contexto es duro, insoslayable, por lo cual nos vemos obligados a concluir que, si bien Arthur quiere hacer algo bueno de su vida, para lograrlo necesitaba ayuda, orientación, comprensión, empatía, amor; pero en el mundo que vive Arthur hay muy poco o nada de esto.

La Numerología de Joker: números de oscuridad y guerra

No te dejes impresionar por el sub-título, recuerda que no hay números buenos o malos. Lo que sí tiene cada número son un conjunto de rasgos negativos que se manifiestan cuando no estamos en armonía, cuando vibramos con emociones densas como el pesimismo, la ira, tristeza o depresión.

Arthur es una persona sensible y parece que le gustan los niños. Parece alguien protector con su madre, introvertido, emocional. Al enterarse de que Thomas Wayne podría ser su padre, de inmediato va a buscarlo: es alguien que reclama y resiente la ausencia de la figura paterna.

Arthur es un solitario, pero a su pesar, porque en todo momento se manifiesta su necesidad de empatizar y relacionarse con la gente, cosas que hace solo en su imaginación. Esto le pasa con su vecina y también con Murray Franklin, humorista que admira y al que ve como figura paterna.

Sin dudas, ese aire oscuro, su imaginación activa, una emocionalidad en conflicto que termina en una explosión de irracionalidad, sus resentimientos por el pasado y con los demás me dicen que Arthur vibra con el Dos (2). Incluso, Arthur puede ser ejemplo de nacido en día 11, un once que nunca pudo iluminarse.

Como Número de Vida, en términos prácticos necesitamos una cifra que pueda encajar con la escena de la escalera. Esta, simbólicamente representa la asunción de la nueva identidad de Arthur, el Joker que la sociedad tanto había invocado y su descenso apoteósico al inframundo, al nivel inferior de su destino.

Esta cifra es la que reúne luz y oscuridad, espiritualidad mística y servicio a la humanidad; pero también la combatividad y la guerra, la agresividad, el rencor y los demonios del inframaundo agitándose. Se trata de la cifra de Hades, expresada en la música de un Kurt Cobain, Jimmy Page o un Jimi Hendrix: el 9.

¿También sentiste empatía por Arthur Fleck?

Como seres humanos, todos venimos a este mundo a recordar quienes somos realmente y la misión que tenemos por cumplir.

Algunos procesos de vida son más duros que otros, y esto puede hacer que las personas despierten antes o después a sus dones, a su propósito.

Un buen comediante debe ser una persona inteligente, ocurrente, versátil. El humor en sí mismo es una señal de inteligencia, y un Número Tres como misión, en combinación con otros talentos, señalaría ese destino.

Pero Arthur no la tenía nada fácil. Hoy, basta navegar un poco en Internet para encontrar las respuestas a tus preguntas, las melodías que necesitas para mejorar y hasta para recomenzar tu vida. Y muchas veces, gratis.

Si quieres aprender Numerologia, te regalo mi curso gratuito 🙂

Tus Poderes, tus Proyecciones, tu Propósito = 2020 Brillante

Para centrarnos en tu propósito, en tu nueva visión de vida para comenzar un 2020 transformador con todas las herramientas que necesitas, el pasado diciembre estrené un nuevo servicio, uno que incluye tu participación y que cumple con su promesa de darte la nueva hoja de ruta para tu vida.

Se llama Estudio Empréndete.

Veo a Arthur Fleck y veo lo que ocurre cuando las personas se quedan atrapadas en un circulo de negatividad, cuando no descubren su por qué, su razón de estar aquí.

¿Conoces tu por qué?

Este es el mejor momento del año para ir por ello. Tus proyectos, tus actividades, tu vida, pueden alcanzar su mejor brillo si conoces tus poderes, proyecciones y propósito.

Que los Números sean tu mejor aliado en 2020.

 

 

Imagen destacada: TheVerge.

The following two tabs change content below.

Amaury González

Emprendedor, Copywriter y Numerólogo. En este espacio comparto contenidos sobre desarrollo personal, tendencias, espiritualidad, emprendimiento, Numerología y evolución. Estaría encantado de empoderarte ofreciéndote las llaves del universo. Esta es mi fórmula: Empoderamiento + Propósito = Emprendimiento para la Abundancia y la Libertad. Mi divisa: “proyéctate a tu mejor futuro”.
Share on Pinterest

Deja un comentario