¿Quieres conocerte mejor y proyectarte a un futuro pleno de abundancia y felicidad a través de la vibración de tus números?

Sea que necesites un estudio numerológico o un redactor profesional, estoy aquí para potenciar tu desarrollo personal y tu negocio online.

Como numerólogo, voy a ayudarte a desarrollar tu autoconocimiento, elevar tu vibración, mejorar tus relaciones con el mundo y tener una vida de bienestar y felicidad crecientes.

Como copywriter, voy a ayudarte con el crecimiento de tu negocio por medio de las palabras.

¿Quieres contar con un copywriter que escriba los textos que permitirán que tu negocio de un salto cuántico?

Para contar una historia que conecte con la gente, con tus potenciales clientes, nada como un buen texto. Para mostrarle al mundo que eres la mejor opción en lo que haces, nada mejor que las palabras.

Y si tu proyecto tiene que ver con espiritualidad o desarrollo personal, la buena noticia es que me especializo en este campo. La otra noticia, que también es buena, es que si tu proyecto no tiene que ver con estos temas, también he escrito sobre viajes, espectáculos musicales y marketing digital, entre otros.

Pero la mejor noticia no te la he dicho. Las técnicas de copywriting son aplicables a cualquier temática y créeme, estaré encantado de escribir los textos de tu web sobre comida, bodas o mascotas.

Ahora sí, te cuento más sobre mí

La mayoría de las personas suelen responder a la pregunta sobre quiénes son con un “soy ingeniero”, “soy abogado”, “soy escritor” o “soy músico guitarrista”. En realidad esto siempre me pareció extraño y siempre opuse resistencia a definirme de esta manera. ¿Por qué? Porque algo dentro de mí me decía que mi Ser era mucho más extenso y profundo que mí oficio o lo que podía decir algún título.

Hoy estoy convencido. Definir a cualquier ser humano por lo que hace o por lo que dice algún certificado es una forma de reducir sus magníficos poderes. Y convendrás conmigo en que los múltiples talentos y capacidades que encerramos no se pueden explicar con un “soy administradora” o “soy periodista”.

Pero todos y todas empezamos por algo. En nuestro proceso de vida siempre está presente la Universidad, alguna carrera o experiencia vital que de alguna manera forma parte de lo que somos hoy.

Y ese también es mi caso. Antes de adentrarme en el mundo de la espiritualidad y el desarrollo personal, antes de comprender que todo en nuestro mundo es energía e información vibrando a una determinada frecuencia, me desenvolví en el campo de las ciencias sociales. Esa etapa de mi vida transcurrió entre estudios de Sociología y Ciencias Políticas.

No me fue mal, pero digamos que nunca tuve buenas relaciones con el “claustro universitario”.

Como puedes imaginarte, fue una época de muchas lecturas donde conocí las teorías que han intentado explicar nuestro complejo mundo moderno. Fue un período de importantes aprendizajes, la época que hizo de mí un apasionado lector. Por esos años empecé a escribir mis primeros artículos y me di cuenta que escribir era algo que se me daba bien.

A medida que crecía mi pasión por escribir me distanciaba más de mis estudios universitarios, y como suele pasar terminé convertido en periodista de oficio. Así, después de hacer un taller de crónica periodística y aprovechando el auge de las redes sociales, en 2011 lancé una web de noticias.

A finales de 2010 había renunciado a mi trabajo como editor en una institución pública, decidido a empezar un trabajo sin horarios ni jefes. En ese momento, fue la forma que encontré para conciliar mi actividad profesional con mi pasión por escribir. Era autónomo y hacía lo que me gustaba.

Sin embargo, la crisis en la que se encontraba el periodismo en mi país, aunado a una nueva visión de la vida y del ser humano que germinaba en mí, hizo que soltara el proyecto de la forma más natural. Después de un tiempo viviendo los cambios sociales de mi país, comprendí la lección inaugural según la cual si quieres cambiar el mundo debes empezar por cambiar tú mismo.

Ya no tenía mi web, mi mundo se estaba moviendo. Había comenzado a practicar yoga, meditación, y volví sobre algunos temas que a fines de siglo eran de mi interés, como la PNL o la Ley de Atracción. Estaba en plena transición, me estaba reinventando. Cambié las temáticas de mis lecturas, que ahora eran sobre física cuántica, espiritualidad, emprendimiento y riqueza.

Y como no tenía intenciones de volver a ser un trabajador dependiente, público o privado, me convertí en redactor freelance. Más recientemente, en 2017 participé en varios congresos virtuales sobre negocios online que me permitieron descubrir un extraordinario grupo de emprendedores que me dieron las luces que me faltaban para lanzarme al ruedo del nuevo emprendimiento online.   

Fue así como me formé como –me convertí en− Copywriter Web.

Fue siguiendo este camino que me formé como –me convertí en− Coach Numerólogo.

¿En qué creo hoy?

1- Creo que nuestro planeta está entrando en una nueva era y que ese proceso se parece mucho a una liberación masiva de mentes en términos de Matrix, una de mis películas favoritas.

2- Creo que a medida que nos permitimos cambiar y elevar nuestra vibración cambiamos nuestro entorno, nuestra comunidad y nuestra sociedad. Llegar a la masa crítica es cambiar el mundo.

3- Creo que somos seres realmente espléndidos y poderosos, y que esta época abre senderos brillantes para nuestra evolución personal.

4- Creo que cada vez más gente está pasando de ser Dios en potencia a ser Dios en acción y estoy seguro de que tú, que lees esto, quieres diseñar una vida con propósito y lifestyle.

5- Puedo ayudarte con tu cambio, a proyectarte a tu mejor futuro, ¿cómo?, con el poder de las palabras y con la magia de los números.

Para que me conozcas mejor

Llegados a este punto no voy a extenderme más con mi historia. En cambio, voy a contarte estas curiosidades sobre mí para que te hagas una mejor idea de quién es este Ser:

– Soy acuariano y mi número de vida es el 6: esto me gusta porque significa que en esta nueva era que despunta tendré bastante qué hacer y mucha gente a la que ayudar con mi talento y mi pasión.

– Antes de empezar a trabajar por mí cuenta tuve 11 trabajos: empecé a los 14 años como mensajero. Después fui pizzero, cajero de banco, vendedor de Herbalife, tele-operador, periodista, investigador y editor, entre otros.

– He estudiado varias carreras: empecé cursando Sociología en la Universidad Central de Venezuela, carrera que interrumpí para irme a estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Bolivariana de Venezuela. Me familiaricé con ambos sistemas y te confieso que nunca me llevé bien con ninguno de los dos.

– Empecé a escribir desde niño: desde muy pequeño me apasionaba todo lo relacionado con los astros y el espacio exterior. Pasé muchas horas viendo el cielo y tomando nota de las distancias que imaginaba había entre las estrellas y nosotros. Nunca se me olvida mi impresión cuando, en un libro sobre astronomía, di con una ilustración donde vi el tamaño que tiene una Supernova en comparación a nuestro querido planetita.

– Antes de publicar El Gran Secreto de lo que Eres, mi primer libro de desarrollo personal, publiqué tres libros: dos compilaciones sobre temas sociopolíticos y una crónica de viaje sobre mi primer viaje a Argentina. 

– Desde pequeño me gustó la música pop-rock y fui un seguidor apasionado de Michael Jackson. En general la música me apasiona y hoy la entiendo como una de las mejores formas de elevar nuestra vibración.

– A los 17 años mi madre me regaló una guitarra acústica y a los 20 compré mi primera guitarra eléctrica. Durante un tiempo fui guitarra líder en una banda de la universidad y, sin discusión, Soda Stereo es la mejor banda de rock en español.

¿Te veo dentro?